La Indagación Apreciativa y el
Aprendizaje Experiencial son nuestra base.

metodologia

 

Todas las actividades de nuestros programas están basadas en la metodología del “aprendizaje experiencial” donde la naturaleza se presenta como una enorme sala de clases, el aprendizaje surge de los mismos participantes después de vivir experiencias y desafíos lúdicos-recreativos que tienen efectos profundos tanto en lo personal como en lo grupal, logrando un altísimo nivel de recordación ya que involucra a todos los participantes.

Cada actividad es finalizada con una reflexión guiada por un facilitador, que busca descubrir qué fue lo que le ocurrió a cada persona y al grupo en el plano corporal, emocional y cognitivo, para conceptualizar la experiencia y sacar un aprendizaje que luego puede proyectarse en el ámbito laboral y personal.

También utilizamos,  la “Indagación o Diálogo Apreciativo” ( Appreciative Inquiry) que es una estrategia para el cambio intencional, que identifica “lo mejor que ya existe” para perseguir sueños y posibilidades, e ir hacia “lo que podría ser”. Una búsqueda cooperativa de fortalezas, pasiones y fuerzas vitales que se encuentran dentro de cada sistema y que tienen el potencial de inspirar un cambio positivo.

La Indagación apreciativa supone que los sistemas humanos inician cambios duraderos cuando descubren y recuperan colectivamente sus fortalezas -generalmente escondidas y sub-utilizadas- y las convierten en palancas para revitalizarse. Es el estudio y la exploración de lo que da vida a los sistemas humanos cuando han funcionado mejor.

En vez de ver al sistema (organización, grupo, comunidad, etc.) y preguntarnos: ¿qué está mal aquí?; nos preguntamos: ¿qué es lo que ha funcionado bien aquí? y ¿cómo podemos tener más de esto?

Uno de nuestros valores agregados es el ofrecimiento sin costo adicional de una reunión de “Refuerzo post Taller” donde realizamos una revisión interactiva de los principales aprendizajes con el grupo de colaboradores en las oficinas del cliente. Esta reunión se realiza entre 3 y 5 semanas después del taller y tiene un poderoso efecto de recordación.